sábado, 2 de marzo de 2013

Te verde a la menta (bebida tradicional marroqui)

Publicado por saioa gil eneriz el sábado, 2 de marzo de 2013 a las 17:11 1 comentario
INGREDIENTES
Té verde (Sultan)
Agua
Menta
Azucar

ELABORACIÓN
     Dedico esta receta a mi chico porque sé que tenía muchas ganas de que la escribiese y porque forma parte de su identidad.
     El té verde es un símbolo cultural de la cultura marroquí, es una bebida que define la hospitalidad y la cortesía de un anfitrión hacia su huésped. Rechazar un vaso de té es considerado una falta de educación.
     La elaboración del té es todo un ritual, pero todo tiene una lógica, vayámoslo viendo paso a paso.

     En primer lugar, se pone a calentar el agua en un cazo. Mientras, ponemos las semillas de té en la tetera.


    Cuando el agua empiece a hervir, echaremos una poca cantidad en la tetera. Esto ayudará a que la semilla del té comience a hidratarse y a ablandarse.


   Esa primera infusión, la echaremos a un vaso y la reservaremos, pues es el primer néctar de la planta. De nuevo, echaremos otra poca cantidad de agua hirviendo a la tetera. Esta vez, ayudaremos a que las semillas se abran completamente, las hojas de té se hidraten y suelten los residuos o pequeños restos que la semilla podría tener dentro. Así pues, removeremos bien la tetera, mantendremos un minuto el agua en ella e inmediatamente echaremos esa segunda infusión por el fregadero, pues para nosotros no será más que agua sucia. Podeis verlo en las fotos.


    Por tercera vez, llenaremos la tetera de agua hirviendo pero esta vez hasta arriba, pues ya tenemos las hojas de té abiertas e hidratadas. Echaremos azucar al gusto, a los marroquís les encanta muy dulce y suelen echar terrones de azucar enteros, he de admitir que a mí también.
    Meteremos las ramitas de menta pre-lavadas a la tetera, y el vaso del primer néctar que habíamos reservado. Pondremos todo al fuego y justo cuando comience a hervir, retiraremos del fuego y dejaremos reposar 3-4 minutos.



    Antes de servir a los huéspedes el té, se suele observar su color, así pues servimos un primer vaso y miramos si ha cogido ese color dorado que lo caracteriza. Si no es así, devolvemos el té a la tetera y esperamos un par de minutos más.


     Si ya está listo, comenzamos a servir el té en los vasos, se suele hacer desde cierta altura, de ahí la forma de la tetera. El servicio de un buen té, por extraño que parezca, se mide por la espuma que aparece en el vaso. En el norte de Marruecos, el té se sirve con unas hojitas de menta, a mí también me gusta servirlo así.


¡Se sirve antes y después de las comidas a cualquier hora del día
o de la noche, es uno de los más altos antioxidantes 
que además ayuda a eliminar grasa!
Reacciones:

1 comentario :

Buscar

     
      Recetas    Comentarios   
    Top blogs de recetas
    Top blogs de recetas
    Top blogs de recetas