miércoles, 29 de enero de 2014

Sfenj "esponja" (Churros marroquies)

Publicado por saioa gil eneriz el miércoles, 29 de enero de 2014 a las 22:40 5 comentarios


INGREDIENTES
500gr. harina
12gr. levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal
325ml agua tibia
Aceite de girasol
Azúcar

ELABORACIÓN
        Sfenj significa esponja y este dulce marroquí en forma de rosca se caracteriza precisamente por su textura interior que es como su nombre indica la de una esponja. Es un dulce que se comercializa mucho en los puestos callejeros de Marruecos y otros paises vecinos y que tienen el mismo sabor que nuestros churros.

        He elaborado la masa a máquina, pero si no tenéis podéis hacerla a mano. Primeramente, ponemos la harina en el bol. Hacemos un volcán en medio y echamos en medio la levadura disuelta en un poco del agua tibia. Añadimos una cucharadita de azúcar y ponemos la máquina en marcha. Vamos añadiendo el resto del agua y reservamos 25ml.


      Cuando la masa se haya integrado tras varios minutos de amasado añadiremos la cucharadita de sal disuelta en los 25ml de agua tibia. La sal se incorpora más tarde para evitar que la levadura se desactive con ella.

    Seguimos amasando un par de minutos más y después sacamos. Tiene que quedar una masa muy pegajosa. Ahora le pondremos un plástico o un trapo encima y dejaremos reposar hasta doblar su volumen. Podéis ver la diferencia en las fotos.


    Después ponemos a calentar abundante aceite de girasol, nos engrasamos las manos, cogemos porciones de masa, las abrimos por medio con un dedo para darle forma de rosca y con cuidado y mucha paciencia, ya que la masa es muy pegajosa y difícil de manipular, echaremos al aceite caliente.


    La masa es como la de los buñuelos. En cuanto se sumerge en aceite caliente, la masa se hincha rápidamente. Así que dejaremos hasta dorarlos y después sacaremos a un papel absorbente y los espolvorearemos con azúcar. También podéis acompañarlos con miel. Como veis en la foto, por dentro tienen una textura esponjosa.
Se consumen recién hechos, después ya no saben igual.

¡Se sirven con un vaso de té verde a la menta tanto para
desayunar como para merendar!
Reacciones:

5 comentarios :

  1. Muchas gracias por la receta, desde que la preparé mi hijo no para de pedirla y se la come con muchas ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que os haya gustado, a disfrutarlo!!!

      Eliminar
  2. Chucran!!! me a salido genial no pensaba que me iba a salir tan bien pero e tenido suerte a mi hija les a encantado un beso !!

    ResponderEliminar

Buscar

     
      Recetas    Comentarios   
    Top blogs de recetas
    Top blogs de recetas
    Top blogs de recetas